Microcitosis

La microcitosis es una condición en la que los glóbulos rojos de la sangre son inusualmente pequeños, medidos por su volumen corpuscular medio.

Diagnóstico

La microcitosis suele ser un hallazgo incidental en pacientes asintomáticos que recibieron un hemograma completo por otras razones. La condición se define como un volumen corpuscular medio de menos de 80 micras³ (80 fL) en adultos.

Los niveles normales del volumen corpuscular medio y hemoglobina corpuscular media varían durante la infancia, y los niveles normales de hemoglobina puede variar en función de factores tales como el origen étnico, el consumo de tabaco, y la altitud.

Causas

Las causas más comunes de microcitosis son anemia por deficiencia de hierro y la talasemia.

  • Anemia por deficiencia de hierro. La anemia ferropénica se produce cuando la absorción de hierro a través de la ingesta alimentaria no coincide con las necesidades del cuerpo. El desajuste se produce a partir de las necesidades de ingesta dietética o el aumento de la insuficiencia, que generalmente causan solamente anemia leve, o por pérdida de sangre o problemas de absorción, lo que puede llevar a anemia más significativa. Los niños pequeños, las mujeres en edad fértil y las mujeres embarazadas tienen la mayor prevalencia de la enfermedad. Las complicaciones incluyen retrasos en el desarrollo y trastornos de conducta en niños y parto prematuro en mujeres embarazadas.
  • Talasemia. La beta-talasemia es una enfermedad genética autosómica recesiva en la que no se producen suficientes cadenas globina beta que componen la hemoglobina. La mayoría de los pacientes con beta talasemia tienen anemia leve. Además, el volumen corpuscular medio a veces puede alcanzar niveles mucho más bajos que con anemia por deficiencia de hierro. La alfa-talasemia es causada por una baja producción de cadenas de globina alfa.
  • Anemia por enfermedad crónica. La anemia de enfermedad crónica puede ser causada por infecciones crónicas o procesos inflamatorios. Los niveles elevados de citoquinas provocan una disminución en la producción de eritropoyetina, una disminución de la respuesta a la eritropoyetina, y la interferencia con el metabolismo del hierro. Aunque la anemia de la enfermedad crónica suele ser normocítica, alrededor de un cuarto a un tercio de los casos son ligeramente microcíticos. La anemia suele ser leve y no progresiva.