Hemoglobina glicosilada

La prueba A1c es un análisis de sangre común que se utiliza para diagnosticar la diabetes tipo 2 y tipo 1 y para evaluar cómo está la gestión de su diabetes. La prueba A1C tiene muchos otros nombres, incluyendo la hemoglobina glicosilada, hemoglobina A1C y HbA1c.

El resultado de la prueba A1C refleja el nivel promedio de azúcar en la sangre durante los últimos dos a tres meses. En concreto, la prueba A1C mide que porcentaje de su hemoglobina, una proteína en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno, se recubren con azúcar (glucosilada). Cuanto mayor sea su nivel de A1C, el más pobre de su control de azúcar en la sangre y mayor será el riesgo de complicaciones de la diabetes.

Por qué se hace

La prueba de A1C es la prueba primordial que se emplea para el diagnóstico de pre-diabetes, diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2.

Tras el diagnóstico de la diabetes, la prueba de A1C se emplea para inspeccionar el plan de tratamiento de la diabetes. Puesto que la prueba A1C mide su nivel de azúcar en sangre promedio de los últimos meses en vez de su azúcar en la sangre en el instante, es un mejor reflejo de lo bien que su plan de tratamiento de la diabetes está marchando generalmente.

Con qué frecuencia precisa prueba de A1C depende del género de diabetes que tenga, su plan de tratamiento y de qué manera manejar su azúcar en la sangre. Por servirnos de un ejemplo, la prueba de A1C se puede recomendar:

  • Un par de veces por año, si tiene diabetes tipo dos que no usan insulina, y su nivel de azúcar en la sangre es incesante en su objetivo
  • De 3 a 4 veces por año, si tiene diabetes tipo 1
  • 4 veces por año, si tiene diabetes tipo dos, la insulina se usa para dirigir su diabetes o bien si tiene inconvenientes para sostener su nivel de azúcar en la sangre en su rango objetivo

Puede precisar pruebas de A1C más usuales si su médico cambia el plan de tratamiento de la diabetes o bien empezar a tomar nuevos fármacos para la diabetes.

Cómo prepararse

La prueba A1C es un simple análisis de sangre. Usted puede comer y tomar generalmente antes del examen.

Lo que puede esperar

A lo largo de la prueba de A1C, solo se precisa una muestra de sangre a través de la inserción de una aguja en una vena en el brazo o bien horadar la punta de su dedo con una lanceta. La muestra de sangre se manda a un laboratorio para su análisis. Puede retornar a sus actividades normales de forma inmediata.

Resultados

Para aquellos que no padecen de diabetes, un nivel de A1C normal puede cambiar del 4.5 al 6%. Alguien que padece de diabetes no controlada en un largo plazo podría tener niveles de A1C sobre el 8%.

Cuando se emplea la prueba de A1C para diagnosticar la diabetes, el nivel de A1C de 6.5 por ciento o bien mayor en 2 pruebas separadas señala que tiene diabetes. Resultados de entre 5.7 y 6.4 por ciento se considera pre-diabéticos, lo que señala un alto peligro de desarrollar diabetes.

Para la mayor parte de las personas que han anteriormente diagnosticados de diabetes, los niveles de A1C de 7% o menos es un objetivo común. Si su nivel de A1C está sobre su objetivo, el médico puede aconsejar un cambio en su plan de cuidado de la diabetes. Recuerde que cuanto mayor sea su mayor nivel de A1C, mayor va a ser el peligro de complicaciones de la diabetes.

Es esencial tomar en consideración que la eficiencia de la prueba A1C puede ser limitada en ciertos casos. Por ejemplo:

  • Si experimenta sangrado grave o crónico, sus reservas de hemoglobina pueden estar agotadas. Esto puede ocasionar que sus resultados de la prueba de A1C falsamente baja.
  • Si no tiene suficiente hierro en su sangre, sus resultados de la prueba de A1C pueden ser falsamente elevados.
  • La mayor parte de las personas tienen un solo género de hemoglobina, llamada hemoglobina A. Si tiene una forma extraña de hemoglobina, los resultados de la prueba de A1C pueden ser falsamente elevados o bajos. Las variaciones de hemoglobina pueden ser confirmados en pruebas de laboratorio. Si se le diagnostica versión hemoglobina, las pruebas de A1C se harán en un laboratorio profesional con los resultados más precisos.
  • Si ha recibido recientemente una transfusión de sangre o tiene otras formas de anemia hemolítica, esta prueba no va a ser útil, puesto que los resultados pueden ser falsamente baja.

Asimismo hay que tomar en consideración que los resultados normales de A1C pueden cambiar tenuemente entre laboratorios. Si consulta a un médico nuevo o bien utiliza un laboratorio diferente, es esencial tener en consideración la posible alteración a la hora de interpretar los desenlaces de su prueba A1C.